Loading...

“Ser un buen profesional no es un objetivo, es una consecuencia”

Nuestras vidas son experiencias sucediendo, una tras otra. Las personas nos alimentamos de experiencias y vamos en busca de aquellas que nos aportan una mejor vida. Por eso, una marca que se ocupa de darles a sus clientes experiencias gratificantes, es una marca destinada a triunfar. Esta es la clave para crear entre marca y consumidor una relación de confianza y lealtad. Hoy en día, no basta con tener como objetivo solo las ventas. Es necesario trascender esta idea y aportar al cliente algo más que un producto: una experiencia, un aprendizaje.

Trabajo en comunicación de marca y como relaciones públicas, porque conocer a las personas, escucharlas y saber qué les gusta de la vida y qué es lo que quieren, es verdaderamente mi vocación. Soy curioso y observador, admiro los detalles y me gusta cuidarlos al extremo. Soy un ser creativo y nunca paro de crear. Me apasiona descubrir a qué se dedican las empresas, qué hace la gente, me gusta escuchar sus historias y descubrir en ellas experiencias que merecen ser contadas y compartidas. Por eso creo que la publicidad no puede ser algo agresivo, ni enfocado en las ventas; sino un canal de verdadera comunicación y un medio para que las personas y empresas también puedan ser escuchadas.